LA PANDEMIA NOS QUITÓ EROTISMO

Escrito por Alfred Kaufmann


En febrero, antes de la pandemia, manejaba por la calle principal de San Pedro, desde Curridabat a la altura de Starbucks hasta el Mall San Pedro y caí en cuenta que algunos negocios están ahí desde su inicio.

La Pops, por ejemplo, y 100 metros al oeste la tienda de artesanías a mano derecha. Los bancos y algunas boutiques. Algunos negocios ya se fueron y hay locales en alquiler.


Los negocios que siguen ahí mantienen despierto su “erotismo”, es decir, las ganas y el deseo de seguir obteniendo una utilidad (llámese dinero, trabajo o independencia).

Pero la pandemia detuvo, al menos a una parte de la sociedad, el erotismo: quitó trabajo, dinero e independencia. Nos quitó placeres.



¿De qué fuentes internas podríamos nutrir el “mo-jo”, la fuerza erótica para inyectar sentido y motivación en nuestra vida? (ahora en pandemia)

No hay una respuesta precisa, pero el siguiente decálogo ayuda a dar los primeros pasos:

Las prácticas que sanan

- Practica la compasión hacia ti y hacia los otros

- Realiza actos de bondad

- Saluda siempre

- Agradece

- Medita

Consciencia con el entorno

- Pregunta antes de interpretar

- Aléjate de aquello que te quita tiempo, energía y foco

- No te conectes con los excesos

- Respeta

- Sé justo

Si eligieras practicar una de cada grupo, ¿cuáles serían?

236 views0 comments

Related Posts

See All