“SI QUERÉS UN RECREO…DATE PERMISO”

Escrito por Isabel Garbanzo



El cielo está demasiado nublado, nubes y nubes de estrés, tormentas de incertidumbre, muchas muertes, vendavales de contagiados, vientos de egoísmo que arrasan con lo que este a su paso, por parte de aquellos que ni siquiera aceptan el considerar que sería sano disminuir el gasto público, dejar de engullir esos ingresos que tantísimo nos cuesta generar. Y para rematar nos llegó el tornado que nos ha llevado al borde del precipicio de la crisis fiscal, quedando a merced de un eventual rescate del FMI. ¿Será que nos rescata o nos terminan de tirar al abismo?

El panorama es muy oscuro y tenebroso. ¿Y qué tal si hacemos un recuento de cuál es el rango de acción, sobre qué tenemos control directo? ¿Y si mientras lo hacemos nos damos permiso de descansar y recuperar fuerzas?

Te propongo que…

Si estas agotado de luchar…te dés permiso de descansar.

Si la frustración ha hecho que quedés sin ganas de comenzar un nuevo proyecto, ponle un alto… no lo hagás.

Si le das vuelta y vuelta a qué podés hacer, cómo podés generar nuevos ingresos, cómo te reinventas y no te llega la, tan necesaria, idea genial… pues simplemente no lo hagas, descansa, agradece que tienes lo más valioso: la vida, la salud, la familia…al rato y descansando recibas la visita de la genialidad.

Si te agobia el exceso de malas noticias… cambiá el canal, desintoxícate.

Si hoy amaneciste sin ganas de hacer nada, no lo hagás, tachá la fecha propuesta, y comprométete con una nueva. Si se puede, ¿quién dijo que no?

Si querés un recreo, date permiso... Respirá, meditá, agradecé, disfrutá la inmensidad del silencio, la sensación de ser improductivo por una vez en la vida.

¿Quién dice que debes llenar siempre el tiempo con acciones?... A veces ya no das más y es justo necesario hacer un alto, darte un recreo.

En estas épocas tan particulares, el sólo hecho de sobrevivir, ya es todo un acto de valentía y por qué no de rebeldía.

El cielo en estos tiempos parece demasiado nublado, quizá si descansás panza arriba verás un rayo de sol… dáte el recreo, pon el alto, valora lo esencial de la vida, agradece por la oportunidad de ser, de estar, recargáte de energía, y entonces sólo entonces empieza de nuevo…

psicóloga – psicoanalista y consultora de RRHH para pequeñas empresas

75 views0 comments