La Mente de un Radical

Escrito por Alfred Kaufmann


Si quieren saber cómo funciona la mente de un radical, vean Timbuktu.

La película empieza con una gacela que corre libre y detrás de ella, una patrulla de mercenarios le disparan.


El radical secuestra la libertad con violencia y miedo.


En el 2012 los radicales llegaron a Timbuktu y declararon su propia ley en nombre de su propio dios.


Poco a poco, con el uso de la fuerza, el miedo y violencia, la plaga de los radicales quitaron libertad y agregaron dolor.


Timbuktu, que fue capital intelectual y espiritual del islam en toda Africa durante los siglos xv y xvi y hogar de la prestigiosa Universidad de Sankore (considerada una de las primeras universidades del mundo) sucumbió.


Los radicales secuestraron a los otros y los sometieron a la imagen y semejanza de sus creencias.


Esperemos que no ocurra lo mismo en Ucrania.


La película es una joya


62 views0 comments