RELACIONES DE PAREJA Y DISTANCIAMIENTO SOCIAL.

Estos tiempos tan particulares, nos enfrentan a nuevos escenarios en la dinámica de las relaciones de parejas: Hay un incremento en los niveles de estrés, por la crisis sanitaria y económica, ya sea porque uno, o ambos miembros de la pareja, han debido adaptarse al trabajo desde casa lo cual altera toda la dinámica de relación a que estaban acostumbrados.

Estos nuevos escenarios nos llevan de nuestra antigua realidad, que consistía en cada quien ocupado en sus propios quehaceres y algún tiempo destinado diariamente a la relación de pareja a estar ahora literalmente 24 horas al día juntos, situación que no se vive de manera alguna como un periodo de vacaciones, con duración determinada y que planearon juntos.

Ese no es un cambio cualquiera. Muchas de las parejas que han visto alterada su dinámica de convivencia se preguntan cómo cuidar de la relación de pareja en este contexto que nadie vio venir. La tolerancia, comunicación constructiva y la empatía serán claves para lograrlo.

Acciones básicas:


· Si la distribución de la casa lo permite , es importante que cada uno puede tener su propio espacio ya sea para trabajar, para llevar a cabo sus actividades, para poder ir ahí cuando lo necesite. Si no hay espacio suficiente y se comparten espacios comunes, definan horarios para poder turnarse el uso del espacio común.

· Organicen la mejor forma posible de lograr llevar a cabo todo lo que antes hacían fuera: trabajo, estudios, ejercicio, y cualquier otro proyecto en general.

· Ahora que todo se hace en casa, separen espacios de tiempo para conservar y nutrir la intimidad.


· Distribuyan las tareas hogareñas de manera balanceada y que estas no se conviertan en una carga para alguno de los dos que termine siendo un motivo de conflicto.

· En el plano emocional, será casi imposible que con el transcurrir de las semanas no hayan empezado a surgir desencuentros y diferencias en la relación. No es lo mismo compartir unas cuantas horas al día, que estar todo el tiempo juntos, sin haber sido una elección propia. Es básico no idealizar la relación y pensar que no aparecerán diferencias, ya que surgirán, lo importantes es manejarlas de manera constructiva, siendo empáticos y tolerantes según lo vaya requiriendo la situación.

Es fundamental tener claro que tu pareja no es la responsable de tu malestar. El tener que pasar en casa la mayor parte del tiempo, es una situación fuera de tu control. Entonces empieza por tener eso claro y no responsabilices a tu pareja de algo que no es su decisión. Lo que, si es decisión de ambos, es como se tratan, como se hablan, la elección y el tono de las palabras que usan para hacer saber aquello que les molesta, por ejemplo:

“Cuando no colaboras con las tareas de la casa, me siento realmente agobiada”

“Cuando me escuchas, me siento ignorada”

Ayuda muchísimo si no le das sentido de verdad universal a tus creencias particulares. Nunca está de más dar el beneficio de la duda a tu pareja. Ten siempre presente que en una relación de pareja interactúan constantemente dos historias de vida, dos formas de ver el mundo. El respeto por la diferencia y la individualidad son elementales en la construcción continua de una relación de pareja, mucho mas aún en tiempos de crisis sobre las cuales no tienes control alguno. Lo que si puedes controlar es como respondes, como manejas, como pareja la parte de esa crisis que te correspondió asumir.

Si la situación se esta saliendo de control, muy probablemente será momento de buscar ayuda profesional, en tiempos donde está mas al alcance gracias a las sesiones de atención psicológica en línea.




197 views0 comments